Ribera del Duero · 947 54 51 26 · bodega@cillardesilos.es
shopping-bag Carrito (0)
Productos : 0
Subtotal : 0,00 
Ver el carrito Salir

Viñedos

Viñedos de Cillar

Nuestros Terruños

Viñedos de Cillar de SilosNuestros vinos proceden de las más de 68 hectáreas de viñedo en propiedad, dentro del Jardín de la Ribera del Duero: entre Quintana del Pidio y Gumiel de Mercado (Burgos). La orografía es más accidentada que en el tradicional páramo, con una altitud que va desde los 840 metros a los 900 metros. Son decenas de pequeñas parcelas, en su mayoría menores de una hectárea, con una edad que va desde los 15 años a los más de 100 años, con alguna parcela prefiloxérica, porque gracias a los suelos arenosos, la plaga de la filoxera no atacó con la misma virulencia a todas las zonas de la Ribera del Duero y por eso conservamos una mayor cantidad de viñedo viejo.

Toda la uva tinta que contamos en la Bodega es tempranillo, con algunos majuelos de uva blanca de la variedad Albillo. Nuestros viñedos están plantados en laderas y arropados por bosques con un excelente drenaje, protegidos de las peligrosas heladas invernales y de los vientos del norte por los bosques que circundan las cepas.

La densidad de plantación es de unas 2.800 cepas por hectárea aproximadamente. Entre los trabajos en la viña, destacan las podas en verde y los aclareos de racimos. Los rendimientos oscilan entre 2.500 y 3.500 kilos por hectárea. El área que conforman Quintana del Pidio, La Aguilera y Gumiel de Mercado, es la zona que da vinos más elegantes de la Ribera del Duero gracias a sus suelos muy pobres (predominantemente arenosos) y a su altitud. Contamos con los siguientes tipos de suelos franco-arenosos: con arenas entre un 63 y un 67%; limo entre el 19 y el 23% y arcilla entre el 13 y 16% y también contamos con un sistema radicular muy profundo en busca de agua.

El clima de Quintana del Pidio es continental extremo, con inviernos duros y veranos calurosos, con una pluviometría moderada-baja (entre 400 y 600 mm anuales). La influencia de los ríos que crean microclimas especiales es enorme. Una de las características que diferencian a nuestra zona es la gran diferencia térmica noche-día que marca la buena acidez de los vinos y su elegante gama de aromas. La vendimia es manual seleccionando los racimos uno a uno.