Ribera del Duero · 947 54 51 26 · bodega@cillardesilos.es
shopping-bag Carrito (0)
Productos : 0
Subtotal : 0,00 
Ver el carrito Salir

Actualidad

Novedades de Cillar de Silos

Consejos para almacenar el vino

Si sólo vas a guardar el vino durante un par de días no tienes porqué preocuparte por almacenarlo en un lugar fresco ni por tumbarlo para que el corcho no se seque. Tu vino no se va a estropear en ese corto periodo de tiempo.

Asimismo, el mejor sitio para guardar el vino durante poco tiempo es en una habitación fresca, pues las temperaturas extremas, en especial las calientes, afectan mucho al vino. Los blancos y los rosados puedes tenerlos en la nevera durante unos días, pero es mejor mantenerlos a temperatura ambiente y enfriarlos un par de horas antes de abrirlos; de esta forma, se conservarán los sabores y los aromas.

Para disfrutar del vino en su mejor momento, abre los blancos secos y muy secos, los rosados y los espumosos baratos al poco tiempo de haberlos comprado. Por el contrario, los tintos de medio cuerpo, los blancos poderosos como los chardonnay, los vinos de postre baratos o los champanes de varias cosechas se pueden guardar varios meses o un año antes de abrirse.

Una vez abierto el vino se deteriora muy rápido porque el aire penetra en la botella. Normalmente, una vez abiertos, los vinos de mesa se tienen que terminar en dos o tres días; mientras tanto, puedes taparlos con el corcho y guardarlos en la nevera o en un lugar oscuro. Los tintos más complejos duran más o menos cuatro días. Sin embargo, los vinos espumosos sólo se conservan unas horas para que no pierdan gas.

¿Cómo acondicionar la bodega perfecta?

Si te consideras un amante del vino y tu objetivo es tener una bodega para almacenar tus botellas, te damos algunos consejos para equiparla adecuadamente:

  • El sótano es un buen lugar para guardar el vino por su frescura y oscuridad.
  • Si no tienes un sótano, pero tienes escalera, inténtalo con el armario de debajo de la escalera. Eso sí, asegúrate de que esté lejos de radiadores y hornos.
  • Equipa tu bodega con botelleros. Son útiles para organizar el vino y muy cómodos para encontrar las botellas y saber cuántas quedan. Los botelleros de madera van mejor que los metálicos, ya que el metal puede estropear las etiquetas.
  • Asegúrate de que tu bodega tenga luz para encenderla cuando sea necesario, pero recuerda mantener el lugar a oscuras.

Deja tu comentario