Ribera del Duero · 947 54 51 26 · bodega@cillardesilos.es
shopping-bag Carrito (0)
Productos : 0
Subtotal : 0,00 
Ver el carrito Salir

Actualidad

Novedades de Cillar de Silos
header 10 beneficios del vino

¿Conoces los beneficios del vino?

Muchas veces hemos escuchado que el vino es bueno para la salud, pero ¿sabes realmente a qué se refieren estos beneficios? ¡Probablemente muchos de ellos los desconozcas!

 

Tomar una copa de vino tinto al día puede hacer bien a tu salud, en general. Desde Cillar de Silos recordamos que, siempre con moderación y equilibrio. Muchos son los estudios científicos que afirman y prueban los beneficios y cualidades de consumir vino tinto de manera regular.

Así pues, hemos creado una lista con diez cualidades que son beneficiosas para nuestra salud y que han sido científicamente probadas, recopiladas en el blog “Culturizando”.

 

  1. Aliado para bajar de peso. Así es, parece sorprendente ¿verdad? Pues en efecto, el vino tinto posee una propiedad muy especial que activa un gen –SIRT1- que impide la formación de nuevas células de grasa y permite estimular las ya existentes y depurándolas poco a poco. Además, aunque sólo posea alrededor de siete calorías por gramo, también ayuda a combatir la obesidad y el sobrepeso al envejecer.
  2. Previene infecciones bucales. Aunque resulte extraño, el vino combate las bacterias bucales. Investigadores italianos confirmaron la costumbre de tratar infecciones de las encías con vino tiene fundamento científico. El vino frena el crecimiento de bacterias vinculadas a caries, además de otras enfermedades como la gengivitis o el dolor de garganta.
  3. Potenciador de la función cognitiva en nuestro cerebro. Casi 70 estudios demuestran que un consumo moderado de vino mejora la función cognitiva de nuestro sistema. Además, en pequeñas cantidades, previene la demencia. Esto es así puesto que se cree que, gracias a sus cualidades antioxidantes, reducen la inflamación e impide que las arterias se endurezcan, inhibiendo también la coagulación, lo que mejoraría el riego sanguíneo.
  4. Aumenta el placer. Al degustar el vino moderación se liberan endorfinas en dos áreas del cerebro que aumentan la sensación de placer, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de California. Además, ¿sabías que si la luz ambiental es rojiza o azul el placer de degustarlo aumenta?
  5. Ejercicio embotellado. Previene el cansancio. Según la investigación realizada por The Faseb Journal, el resveratrol que contiene la uva te ayuda a disminuir la vida sedentaria.
  6. Lava nuestro paladar. Un dato curioso pero sin alejarnos de la realidad. Tomar vino mientras se come hace que, gracias a sus propiedades astringentes, el sabor de la comida se perciba de un modo mucho más intenso, reduciendo el sabor grasiento de las carnes, por ejemplo. Todo un detalle que no debemos olvidar para acompañar, almuerzos, comidas o cenas de una copita de tinto.
  7. Reduce el colesterol y previene complicaciones cardiovasculares. Una copa, si eres mujer, o dos si eres hombre, ayudan a aumentar el “colesterol bueno” en la sangre, evitando coágulos y protegiendo los vasos sanguíneos.
  8. Reduce riesgo de cáncer. El vino posee un recurso natural que previene y bloquea el crecimiento de células responsables del cáncer de pulmón o de mama. El revastratol, uno de sus componentes, frena los estrógenos, hormona femenina por excelencia.
  9. Contra la próstata. Estudios afirman que, consumir alrededor de siete copas de vino a la semana tras cumplir los 40 años, disminuye casi a la mitad el riesgo de padecer cáncer de próstata.
  10. El vino crea hábitos saludables. Según un estudio publicado por el British Medical Journal, los aficionados a la degustación del vino tienen hábitos mucho más saludables que los que consumen cerveza habitualmente. Esto es así ya que el vino suele tomarse con alimentos más sanos como por ejemplo, aceitunas, verduras, frutas, quesos bajos en grasa, leche y carnes saludables.

Todas y cada una de ellas son una buena excusa para tomar un buen tinto con denominación de origen, eso sí, con moderación. ¡Salud!

Deja tu comentario